Pollo al champignon con arroz amarillo

Tenia unas pechugas de pollo congeladas, así que me decidí a prepararlas porque mi novia me había comprado una bandeja de champignones en la verdulería. No tenía todos los ingredientes para esta receta, pero lo que sí tenía eran ganas de comer esto, lo hice igual y me quedo bastante bien. Los ingredientes que me faltaron fueron la crema, el vino blanco así que de osado que soy lo reemplace con moscato y además usé cebolla morada en vez de la comun.

Ingredientes:

Pollo:

1 cebolla
3 cebollas de verdeo
2 dientes de ajo
2 pechugas
1 caldo saborizante hongos en sobre, Alicante
1/2 vaso de vino blanco
1 cda de mostaza
3 cdtas de maizena (ideal un pote de crema en reemplazo)
1 bandeja de champignones
50 grs de manteca
c/n de aceite
c/n de sal y pimienta
c/n de salsa de soja

Arroz:

1/2 litro de agua
3 tazas de arroz (gallo oro común)
1 caldo verdura
3 cdtas de condimento para arroz, Alicante.

Para el arroz, en una olla ponemos 1/2 litro de agua, 3 tazas de arroz, 1 caldo de verdura y el condimento para arroz y cocinar hasta que el arroz este hecho o se haya evaporado toda el agua.

Para el pollo, picar la cebolla bien fina, las cebollas de verdeo cortarlas en juliana, cortar los hongos en mitades o el tamaño que les guste, picar un ajo y reservar todo.

Sellar las pechugas de pollo enteras en una sarten o en un wok con un ajo machacado, manteca y un poco de aceite para que no se queme la manteca. Una vez sellados todos los lados de las pechugas, sacar y reservar.

En el mismo recipiente sin retirar el sobrante de manteca y aceite pero si el ajo, rehogar las cebollas unos minutos con un ajo picado y agregar las pechugas enteras o cortadas en mitades. Cocinar 2 minutos mas, agregar el vino blanco y el saborizante de hongos, dejar cocinar unos minutos, agregar un vaso de agua para que no se seque, una cucharada de mostaza y cocinar hasta que las pechugas estén hechas.

Una vez que la pechugas estén cocidas, agregar los hongos y una vez que están blandos, agregar, en mi caso maizena diluida en agua, pero lo ideal seria un pote de crema. Condimentar con un poco de salsa de soja y cocinar hasta espesar la salsa.

Servir en un plato con el arroz amarillo y a disfrutar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *